TEMPUS FUGIT

Me complace releer una y otra vez mi maravillosa historia, aunque luego prefiera borrar sus huellas.

Bhurka

with 2 comments

Un par de municipios catalanes están empezando a prohibir el uso del velo total en lugares públicos. Los argumentos para esta prohibicion son variados y algunos sumamente peregrinos. Si el problema es religioso deberían prohibir entrar a los curas con sus alzacuellos, a las monjas con sus velos, a los rabinos con sus pletz y kipas. Si el problema es la dignidad de la mujer entonces deberían prohibir entrar a todas aquellas señoras que se presenten con un ojo negro o cualquier otro signo de maltrato. ¿Que clase de gobernantes niegan los espacios públicos a quienes en su propia casa se les niega el espacio mínimo vital?

Written by Bandoneon

14 junio 2010 at 11:08

Publicado en Botica

Mundial

leave a comment »

Sólo estuve un fin de semana en Sudáfrica. La mitad del tiempo de mi estadia me la pase durmiendo mientras la otra mitad la pase en aviones o corriendo.  Aún en esa brevedad mi contacto fue intenso y me dejó una marca que perdura dos años después. Ya en 2008 en el aeropuerto de Durban había grandes carteles que anunciaban el Mundial pero no fue eso lo que impresionó. Antes de eso en el avión que me traía de Johanesburgo varios corredores de la Comrades lucían con orgullo camisetas de ediciones anteriores. Mi vecino de asiento, de poco mas de 30 años de edad, la había corrido varias veces. Los sudafricanos corrían ultramaratones como los argentinos/españoles corremos mediasmaratones. Para ser precisos no es que corren ultramaratones. Corren la Comrades. Una carrera que es una especie de deber moral para cualquier corredor. 89 kilometros durisimos, con cinco subidas fuertes y 12 horas para terminarla. La furgoneta que oficiaba de autobús reunió a un grupo de negros con un par de afrikaners y a mi. Porque Sudafrica al final es por todos lados eso: negros, afrikaners, turistas y la ausencia de una tensión que los mas ingenuos creemos que vamos a encontrar. A cambio del odio racial lo que prima es el orgullo. En el kilometro 60 en el medio de la sabana me encuentro trotando en silencio con un grupo de negros altos, grandes, de piel oscura como la noche mas oscura. Por hambre de conocer mas que por miedo al silencio digo en voz alta “So, this is Sudafrica” y para mi sorpresa uno de los correores con voz de gosspel me reponde “”yes my friend, freedom and democracy”. No me habló del paisaje, no me habló de la carrera no me habló de gastronomía y ni siquiera ignoró mi pelotudisimo comentario sino que sacó a relucir y paseó frente a mi cara los valores que probablemente le costó mucha sangre conseguir. Pocos países se definen por valores. Mejor dicho, pocos países tienen ciudadanos que definan a su porpio país por valore. No me veo corriendo los 100Kms de Belves mientras alguien se define como el pais de la ilustracion.  Por eso me reconcilian con el Mundial. Porque si ellos lo organizan, a mi me cae bien.

Written by Bandoneon

10 junio 2010 at 19:49

Publicado en Botica

Saber vivir

leave a comment »

Correr nos tiñe. Somos por sobre todas las cosas corredores. Vivimos como corredores y pensamos y actuamos como corredres. Ese policía que pone multas es antes que nada un corredor y así me salvé, me salvó, de una multa de tránsito.  El oficinista que ves frente a la pantalla de una aburridisima oficina es en realidad un ultyramaratonista en ciernes que entre la mañana y la tarde o antes o depsues va  a salir a correr. Piensa el uno mientras le hace señas al que venía hablando por teléfono y piensa el otro mientras revisa la planilla de empleados en carreras, marcas, ritmos y entrenos. Maldito deporte. El gordo que juega al futbol una vez por semana en el equipo de los divorciados que no es el de los solteros ni el de los casados no piensa en los goles que va a hacer ni en los que hizo o los que no hizo. El marido que acepta jugar contra la cuñada y el marido un partido de paddel no está toda la semana y todo el mes y toda la jornada laboral pensando en como agarrar la pala ni en el efecto que le va a dar a la pelota. Nosotros somos corredores y si 2:59:00 es muchisimo mejor que 3:00:00 aunque el diario dl lunes nunca diga en primera plana y en grande: “Idiota consigue vencerse a si mismo en algo que no le importa a nadie”. Porque ese sería el titular que representaría nuestro triunfo dominguero con el dorsal puesto. ¿A quien le importa que la gente corra? Quiza a los cardiólogos que pueden darse el lujo de ir a jugar al golf con menos temor de que lo llamen a operar un corazón sedentario, pero a nadie mas.  ¿Y que clase de gente con un poco de cerebro va a pasarse el año Entrenando para ganarse a uno mismo? No es que este personalmnte en contra de la superacion personal dedicada a algo tan banal. Es sólo que a pesar de haber sido uno me cuesta verme reflejado ene se espejo. Ni vivimos como corremos ni corremos como vivimos.  Ambas alternativas son horribles.Sin embargo pareceria que en el mundillo del corredor se nostalgia esa idea de vivir como correr y correr como si en ellos se nos fuera la vida. Y todo esto venía de la diferencia entre correr por una marca de mierda o catar una botella de vino. Unamarathon corrida en 6:00:00 puede ser tan inolvidable y grata como un tinto portugués acido que empieza en la mesa y termina en la cama. Al mismo tiempo una arca de 2:30:00 puede ser tan abominable como un Petrus abierto con ese hijo de puta que prefeririamos que no viniera mas a casa aunque traiga vinos de 3500 euros.  Las carreras y los vinos tienen eso en común. No son ni buenos ni malos en si mismos sino que se hacen buenos o malos cuando al recordarlos nos sacan una sonrisa o elegimos olvidarlos. Eso no tiene que ver con saber correr o saber beber sino con saber vivir.

Written by Bandoneon

9 junio 2010 at 21:38

Publicado en Botica

19500

with 2 comments

Casi veinte mil personas han denunciado desde 2003 haber sido victimas del famoso fraude nigeriano. El fraude nigeriano es un timo, o cuento del tío, de lo mas sencillo y bonito. El gil de turno recibe un correo electrónico en el que se le informa que si acepta colaborar va a recibir una fortuna varias veces millonaria. Las excusas por las que ese dinero va a cambiar de cuenta corriente son de lo mas peregrinas: un sorteo de lotería electrónica, una herencia de un jefe tribal africano, un dictador que tiene congeladas las cuentas y necesita un testaferro para mover el dinero, o cualquier imbecilidad por mas peregrina que sea. Lo curioso no es que a alguien le llegue un mail informándole que un jefe tribal africano lo declarado heredero universal de una fortuna valuada en varias decenas de millones de euros, eso pasa todos los días. Lo raro es que haya gente, y por lo visto muchisima gente que lo crea y esté dispuesta a gastar dinero para tratar de cobrar esa herencia. O más raro aún es que acepten gestionar el cobro de un billete de lotería a la que nunca jugaron. La estafa consiste en que antes de recibir el premio que el azar o el dictador nos cedieron hay que pagar gastos de gestion que oscilan entre los 4000 y los 400.000 euros. Quiza me parezca raro que alguien con 4000 euros resulte estafado de esa pueril manera, pero me resulta muchisimo mas raro que alguien que maneja por la razon que sea 400.000 euros acepte ponerlos para una operación que de golpe se le cruza sin ningún antecedente en su correo. ¿Que clase de imbecil le contaría a la esposa en la cama que es socio con casi medio millon de euros de un dictador africano derrocado? ¿con que cara le explica que se gasto el chalet de la sierra en cobrar una herencia de un nigeriano si nunca viajó, el alma candida, mas alla de Benidorm [la Mar del Plata española] y ni siquiera sabe que idioma se habla en el país de origen de su benefactor?. Y yo aca tratando de guardar mi mas inconfesable secreto de alcoba que como en la estafa nigeriana es un asunto de   dinero burdamente tirado a la basura: me compré una mochila de hidratación. Porque al final lo único más tonto que una victima de la estafa nigeriana es un corredor de fondo. En concreto el corredor de fondo que subscribe este texto.

Written by Bandoneon

6 junio 2010 at 18:00

Publicado en Botica

Cyber ¿what?

leave a comment »

Hace un par de días dos (re)conocidos personajes de mi [minusculo ] universo digital se trenzaron en una gresca que no tiene nada de espectacular pero que como cualquier pelea genera un estrangulamiento en el corazón de quienes innecesariamente nos convertimos en testigos de tan futil intercambio. Sin embargo, y sacando algo positivo del tema refloto una antiquisima cuestion filosófico-sexual que jamas nadie pudo solventar con argumentos mas o menos convincentes. Quienes pululan por estos lares no se van a acordar porque en esa epoca eran muy jovenes pero en los albores de Internet habia una discusion acerca del cybersexo. Basicamente el tema consistia en algo asi como en tener relaciones sexuales solo usando el teclado. No se conocía al interlocutor, no se le veía, no se le olía ni se lo tcaba, penetraba, lamía, sobaba. No se le hablaba, repiraba, sudaba, jadeaba o besaba. Solo se le escribía. Nunca sostuve una relación de ese tipo no tanto por cuestiones morales sino por un profundo desinteres en una actividad que lejos de parecerme erótica me parecía insulsa. Del sexo oral se pasaba al sexo hablado y del sexo hablado al sexo chateado. En aquellos años los teclados de conyuges frustrados sudaban a altas horas de la noche mientras las ropas interiores se volvian charcos frente a una pantalla en la que se veian los iconos del Windows 98. En esos años en los que Internet era algo tan nuevo, tan poco explorado que el IRC era EL espacio para conocer gente, los outsiders se preguntaban si el cybersexo era equivalente a los cuernos. A favor de propugnar el divorcio inmediatamente despues de un pseudocyberpolvo estaba la cuestion de que un polvo es un polvo. En contra del escandalo coyugal estaba la completa falta de contacto fisico e inclusive verbal, la lejania y la desimplicacion que implicaba hacerse una paja con un nick que creian que era del genero objeto del deseo pero vaya uno a saber. En definitiva: entre ek “hagamos el amor y no la guerra” o el “hagamos el cybersexo y no la gresca en el foro”, me quedo con un camino alternativo: hagamos el amor, hagamos la guerra y vivamos con pasion todas las relaciones personales.

Written by Bandoneon

26 mayo 2010 at 20:20

Publicado en Botica

Que se vayan ellos

leave a comment »

Es un argumento que sobrevive al paso del tiempo y que cíclicamente es usado como epílogo de cualquier polémica que cuestione el mundo en el que vivimos. Es un argumento complicado de rebatir porque en el universo del disconforme está siempre la posibilidad de hacerlo. Es un argumento antiguo como la profesión de puta y utilizado de la misma manera: el destierro. Si no te gusta, ¿por que no te vas? Lo escucharon los comunistas argentinos en tiempos de Videla, los españoles que no simpatizaban con Franco en épocas del ídem, los inmigrantes lo escuchamos siempre que levantamos criticamente la voz. Si no te gusta como son las cosas, andate. O vete en versión castiza. Una vez lo hice. Las cosas no me gustaban y me fui y no me arrepiento. En el fondo creo que es eso lo que hay que hacer. La alternativa es el camino de la resistencia mas o menos activa o mas o menos pasiva, que es lo mismo pero visto desde el sol o desde la sombra pero es un camino quiza mas duro que el exilio. Porque la resistencia es tambien un exilio pero sin tener que cambiar de casa. Ser un resistente es saber que cada vez que uno intente ver si ya ha dejado de llover le espeten el consabido, “y si no te gusta, ¿por que no te vas?” o con mas mala leche, ¿por que no te vuelves a tu país?. No jode la pregunta, lo que de verdad jode es de vez en cuando tener ganas de dejarles su puto paraíso y mandarse a mudar y dejarlos en su minimo mundo de miserias. No habría mayor desprecio que dejarlos solos con su inmunda realidad. O mejor dicho, hay un mayor desprecio que es ganarles el espacio y saber que la resistencia ha hecho que no necesitemos jamás devolverles el golpe con la misma moneda. Quiza la cuestión sea que al hecernos resistentes nos hacen mejores y Nietze tenía algo de razón cuando decía que algunas cosas que no nos matan nos hacen un poco más fuertes.

Written by Bandoneon

6 mayo 2010 at 21:06

Publicado en Botica

Latinoamericanos

leave a comment »

Algo tiene el aire del coño sur. O quizá sea el agua o la mezcla de sangres. Tal vez la culpa sea del polo norte magnético o alguna corriente de agua pero algo tiene la América del Sur que hace que la gente normal desarrolle un especial talento fantástico. Tenemos o tienen (que yo ya no se donde ponerme) una capacidad especial para dejar volar nuestras mentes y construir universos fantásticos que están en permanente contacto con el mundo real. Creo que era García Marquez el que decía que lo que los europeos llamaban “realismo mágico” en Colombia era lo más natural del mundo. Macondo y el linaje de los Buendia eran tan reales como la Torre Eifel o la Lady Di. Borges, Cortazar o Vargas Llosa fueron geniso que llevaron a la literatura pequeñas reseñas cuasi periodisticas del día a día latinoamericano. En Europa creen que “La Guerra del Fin del Mundo” es un relato ficcional o que “Las ruinas Circulares” son una expresión de la angustia existencial del escritor ciego. Y a las pruebas me remito. Hace poco la Presidenta de la República Argentina fue invitada a dar una conferencia en el síndicato de productores de carne de cerdo. Con gran simpatía confesó que fuera de la presidencia, en su vida conyugal, gracias a los efectos de la carne de cerdo tenía grandes alegrías conyugales. En un país normal el debate se centraría sobre la oportunidad de mezclar la vida privada con la pública. En la Argentina generó que las tertulias políticas de radios y televisiones se llenaran de nutricionistas, sexólogos, rabinos, enfermos de disfunción erectil y putas de alto cachet. Durante semanas se discutió políticamente sobre los efectos afrodisíacos de la carne de cerdo mientras el Gobierno invertía grandes esfuerzos en promover el consumo de …. merluza. Cortazar no lo hubiera hecho mejor.
Hoy, otro presidente latinoamericano emprende una campaña esclarecedora acerca de la relación entre la Coca Cola, los pollos de granja, la calvicie y la homosexualidad. Si Bioy Casares o Sábato escribieran algo así se los acusaría de editar historias poco creíbles aún para los estandares latinoamericanos y de recurrir a argumentos remanidos y poco creíbles, pero Evo Morales no lo dice en el contexto de un encuentro de frikies literarios sino como parte de un discurso político. Los franceses no sabían en que camisa nos metían cuando llamaban a la imaginación a tomar el poder.

Written by Bandoneon

21 abril 2010 at 11:15

Publicado en Botica